PROACTIVA OPEN ARMS

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Mentes indigentes: Los de Carrefour

     "La memoria humana es frágil, y ellos lo saben"

   Cuando uno se calza su mejor chándal y mete a toda la familia en el coche para ir al Carrefour se supone que lo está haciendo para llenar hasta arriba un carro de la compra con alimentos suficientes como para sobrevivir a un holocausto nuclear. Y no es por capricho ni por una amenaza real de cataclismo, sino porque en estos grandes centros de avituallamiento uno puede encontrar productos más económicos y fantásticas ofertas exclusivas que le permiten a uno comprar dos latas de atún y llevarse una de más sin necesidad de robarla.

   Todavía no se ha podido constatar si el problema que aquí exponemos se debe a una agresiva estrategia comercial o solamente se debe a una suma de errores perpetrados inconscientemente por una serie jerarquizada de mentes indigentes. Pero nuestra buena fe nos obliga a inclinarnos por esta última.

   El caso es que desde hace ya muchos años algunos de sus productos tienen un tentador precio marcado en las estanterías, pero cuando el código de barras atraviesa la delgada línea roja del escáner de la cajera, se registra un ligero incremento a favor de la empresa. La memoria humana es frágil, y ellos lo saben, pero si fuéramos capaces de anotar el precio que reza en el lineal de cada artículo que echamos al carro y lo comparáramos con el ticket que nos dan en caja tras al pagar, nos llevaríamos más de una sorpresa.

   La parte divertida es que si nos damos cuenta antes de abandonar la caja, la cajera llama a una chica que lleva un pantaloncito muy corto y va con patines y un walkie-talkie. Su misión es deslizarse hacia el pasillo donde está ubicado el artículo por el que estás pagando de más y autorizar que nos devuelvan la diferencia. La parte jodida es cuando el que se da cuenta es el cliente que está en la cola justo delante de ti: Pilla un paquete de chicles de los que están expuestos, y disfruta del momento.

 En Carrefour es posible.

Enviado por nuestro amigo de convalecientes.com.
http://www.convalecientes.com/blog/category/pag-13-entelequia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario