Amazon

jueves, 4 de agosto de 2011

Carrefour, ahora tambien nos engañan con el peso.......

Otro engaño mas por parte de Carrefour;
No contentos con engañarnos con las falsas ofertas, con inflar los precios antes de los 3x2, ofertas agotadas el primer día en el minuto uno, ofertas que no aparecen en caja, packs ahorro-tramporro que no lo son ahorro y que incluso te salen mas caros, de venderte artículos en oportunidades a precio de nuevo, vender artículos usados, unidades de regalo que te cobran, darte artículos de calidad "B" a precio de "A" ( los casos del aceite de oliva virgen que no era virgen, las judías verdes marroquíes que nos vendieron como españolas.....), y del engaño estrella, cobrar de mas en caja, y un montón de etc, etc, etc..... y que si eres seguidor del blog ya conoces, un nuevo engaño llega a Carrefour ( y de todo esto hay pruebas en este mismo blog).

¡¡ Ahora nos engañan con los pesos !!.
Os transcribimos el mail de uno de nuestros amiguetes y ya colaborador......

Lo primero os ponemos las fotos:













Hola.
 
Otra "colaboración".
 
Hoy he ido a Carrefour a poner una reclamación. Te adjunto fichero con  
texto original y fotos de la reclamación sellada. Por lo visto, a los  
de Carrefour el control de calidad no solo no les funciona bien, sino  
que les funciona demasiado "bien".
 
El resumen es que si no te pueden engañar con el precio, te engañan  
con el producto. Compras latas de 60 gramos escurridos de pimientos y  
suelen venir con entre un 20% y un 38% menos de producto. Lo curioso  
es que todas las latas pesan 135 gramos antes de abrir. Será cuestión  
de echarle un poco más de líquido si no hay suficiente producto. Ahí  
sí que no falla la cadena de producción. Y porque no escarbo más, que  
si no... Pero poco a poco. Está todo detallado en el fichero adjunto.  
También te adjunto unas fotos de la lata abierta del todo, cosa que he  
hecho hace escasos minutos. ¡Qué triste! He podido sacar lo que había  
dentro y pesaba 28 gramos. Sí, sí, esos dos trozos se supone que son  
pimientos rojos enteros. Todavía estoy buscando los otros 32 gramos.  
Ojalá pudieras animar a la gente a denunciar estas nimiedades. Juegan  
con eso, que la gente pasa de todo, pero para ellos, pequeñas cosas  
son millones en beneficios.
 
 
Ahora viene un tocho, pero me tengo que desahogar:
 
Estoy harto. Mi mujer me ha dicho que pase, que deje de comprar allí,  
y eso me ha puesto peor encima. Así es por desgracia el tipo de gente  
que puebla este país, acomodados que no quieren protestar por nada y  
que solo piensan en si mismos. Le he dicho que aunque yo dejara de  
comprar, seguirían robando a otros como ella. Tengo el derecho de  
seguir comprando y el derecho de seguir protestando. Por lo visto, la  
ley que impera en este país es la de, si a mí no me afecta y no me  
entero, cierro los ojos, sigo hacia adelante y no hago nada. Se me ha  
venido a la cabeza la narración de los dos chavales de 15 y 16 años  
que hace dos días vieron como un padre moría tratando de salvar a su  
hijo mientras 30 personas miraban sin hacer nada  
(http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/02/andalucia/1312305011.html).  
Ellos fueron los únicos que hicieron algo por salvarlo. Sé que no es  
lo mismo, pero es en lo que nos hemos convertido. Un país lleno de  
mangantes que nunca entrarán en la cárcel y de gente a la que todo les  
da igual mientras a ellos no les afecte. Un país en el que impera el  
"sálvese quien pueda" y en el que a nadie le duele ya nada. Estamos  
lobotomizados.
 
Me imagino que somos muchos los otros indignados, los que no tenemos  
"ni rastas ni perro", los que no podemos ni queremos  estar tirados en  
la puerta del sol porque tenemos hijos que cuidar y otras  
responsabilidades pero que, de otra manera y con diversas  tendencias  
políticas, estamos hartos del país en el que vivimos y queremos una  
verdadera regeneración de los valores. Hartos de la mierda de  
políticos que tenemos y de la mediocridad que se ha instalado en todos  
los estamentos. Mediocridad cultural y sobre todo, mediocridad moral.  
Ya no existe eso de "por el bien común" o "hay que hacerlo bien porque  
es la manera correcta de hacerlo". Todos se han rendido a "don dinero"  
y ¿para qué?, para depender de agencias de calificación exteriores que  
hacen temblar a todo un país con un solo comentario. No lo entiendo.  
Mientras la mayoría cada vez tiene menos, hay una minoría que cada vez  
tiene más (y el comunismo queda muy lejos de mi forma de ver la vida).  
Desde luego, si el dinero como la energía, ni se crea ni se destruye,  
si no que en este caso sólo cambia de manos, hay unos pocos que tienen  
que tener las manos muy, muy llenas.
 
¿Es que soy yo el único que piensa que Zapatero ha resultado ser un  
inepto que tuvo un buen marketing inicial, que Rajoy es un mediocre al  
que le faltan un par de huevos para dirigir este país, que a los de  
UPyD sólo les interesa recoger las migajas que dejen los dos grandes  
partidos, que los nacionalistas están deseando ser la llave de la  
gobernabilidad para seguir exprimiendo al país y que Izquierda Unida  
debería hacer algo productivo, dejar de mirar al pasado y si acaso,  
refundarse o disolverse?. Me parece increíble que en la era digital  
que vivimos no se haya creado una plataforma virtual contra los  
políticos por parte de gente que de verdad esté preparada y que tenga  
un mínimo de valores. Si de verdad hay casi cinco millones de parados,  
te imaginas quien gobernaría si todos esos parados votaran a un mismo  
y/o nuevo partido?. El problema es que nadie tiene la valentía de  
fijar ya no "estrictas" si no al menos "algunas normas" no lo vayan a  
tachar de facha-fascista o cosas peores. Yo porque no controlo de  
estos temas virtual-sociales, que si no.. Lo que nos han vendido de  
que todo debe ser políticamente correcto ha sido de las peores plagas  
que nos podían tocar. ¿Políticamente correcto? ¿Qué más da? Dí lo que  
piensas, que para eso eres único. ¿De qué vale estar representados en  
el congreso si todos votan lo que dice la cabeza visible? ¿Dónde está  
la variedad individual y el derecho a equivocarse?. Si peor no se  
puede hacer. Se ha demostrado que la educación es lo más importante  
(la del colegio y la de casa), de ahí esa contínua disputa por  
controlar los planes de estudio. Si tengo a las ovejas dormidas, no me  
pedirán más comida.
 
Pienso que hemos dejado llevar las riendas a visionarios tuertos. Me  
gustaría que hubiera un partido donde sus estatutos fueran tan  
exigentes con sus integrantes y su proyecto político tan ambicioso y  
generoso para con los demás y tan austero para consigo mismos, que ser  
político y funcionario de los de teclado y ratón (seguridad, sanidad y  
educación a parte) fuera lo último que la gente quisiera ser. ¿Te  
imaginas unos políticos que tuvieran que pagarse su ordenador, su  
internet, su móvil, su hipoteca y su transporte con un sueldo normal?  
y que no me vengan con lo de que si no están bien pagados son más  
fácilmente sobornables, porque de eso se trata, de que sean personas  
íntegras de verdad. Si cobrando lo que cobran no son íntegros así que,  
qué más da que cobren menos. Si de verdad fueran a la cárcel las  
manzanas podridas, se lo pensarían dos veces antes de no hacer bien su  
trabajo, pero es pedirle al zorro vigile el gallinero. Deberían  
establecer las penas más duras posibles a los que representándonos,  
cometieran alguna irregularidad. A caso no duele más cuando quien te  
hace daño es la persona en la que confías y a la que has dado la  
potestad de actuar en tu nombre?.
 
 
¡Qué bajo hemos tenido que caer para que la mayoría de la gente quiera  
ser funcionario o peor: ser político!
 
 
¿Ves, ves lo que me hace decir Carrefour? Son el diablo. Jajaja.
 
Como diría otro, "Yo te absuelvo. Adoctrinado quedas. En el nombre del  
padre, del hijo y del espíritu santo. Qué a gusto me he quedado."
 
Pues eso, alé alé Carrefour.
 
 
Saludos.
 
 
P.D.1: Las opiniones vertidas en este mail son personales,  
transferibles, y no están sujetas a derechos de autor, con lo cual se  
pueden publicar, duplicar, transmitir, reenviar y modificar de la  
manera que se considere oportuna. Es más, en casos especiales se  
pueden incluso recitar, y han sido hechas bajo los efectos de un  
cabreo monumental con gran parte de esta sociedad aborregada que  
tenemos y que fue amplificado por culpa de la pasota de mi mujer. Ahí  
va eso.
 
P.D.2: El fin de semana te mandaré un par de fotos muy simpáticas  
sobre los precios de algunos productos en Carrefour a los que he  
echado el ojo, y si tengo suerte y Carrefour no cambia, tendré alguna  
nueva historia.
 
P.D.3: Espero que no seas funcionario de teclado y ratón, (y menos  
aún, político). Jajaja.

3 comentarios:

  1. Bravo!!!
    Comparto lo dicho por el consumidor cabreado. Y aunque ha dedicado mucho de su tiempo ha hecho las cosas como hay que hacerlas.

    Y es que los que defendemos nuestros derechos como consumidores y somos tratados como idiotas o con la frase típica de "no compres ahí" estamos hartos de que se engañe, y la solución es NO TIMAR.

    Al menos gracias a este espacio nos podemos encontrar varios "Quijotes" luchando por una perdida justicia en la sociedad. Quizás el mayor problema es que los demás quieren ver molinos para no tener que enfrentarse con el real dragón.

    ResponderEliminar
  2. buena comparcion, Quijotes, la verdad es que algo de eso hay....

    ResponderEliminar
  3. Aunque se me fue la cabeza y puse dragón en vez de gigantes. XD jajajajajaja

    ResponderEliminar