jueves, 12 de enero de 2012

El arreglo de los coches averiados tras repostar gasóleo costará más de 600.000€

  La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) calcula que las reparaciones de los vehículos averiados tras repostar gasóleo adulterado el pasado 5 de diciembre en la estación de servicio de un centro comercial en Málaga, pueden costar más de 600.00 euros.

  Ausbanc dispone en la actualidad de medio centenar de reclamaciones de afectados por haber repostado gasóleo en la estación de servicio Carrefour Los Patios de Málaga, cuyas averías oscilan entre los 1.500 y los 7.500 euros, y espera recopilar más quejas en los próximos días, ya que ante la empresa se han presentado hasta el momento 137 denuncias.

  El delegado de Ausbanc en Málaga, Alfredo Martínez, ha ofrecido este jueves una rueda de prensa en la que ha informado de las acciones que lleva a cabo la asociación para defender a los conductores cuyos vehículos han sufrido daños en las bombas de inyección.

  Los talleres mecánicos que arreglaron los vehículos después de repostar en la estación indican que el combustible "era distinto al habitual y con partículas impuras", según Ausbanc.
Según la asociación, Carrefour ha reconocido que ha recibido reclamaciones de conductores afectados y que es la aseguradora la que está "analizando" el combustible del 5 de diciembre para ver "si realmente ha ocurrido algo y las causas que lo han podido motivar y, por tanto, dictaminar si esos vehículos están o no afectados" por un combustible adulterado.

  Martínez ha aconsejado a los perjudicados que guarden el recibo del repostaje así como la factura del taller mecánico al que han llevado sus vehículos para tramitar las reclamaciones. En el caso de que no dispongan del recibo de haber repostado en esa gasolinera, se podría hacer una prueba pericial de los restos de carburante que queden en el vehículo, ha explicado.

  El objetivo de la asociación es abrir un diálogo con Carrefour para que compense a los perjudicados, y con la "idea", según Martínez, de "no tener que llegar al juzgado".
El delegado de Ausbanc ha reclamado que se intensifiquen las inspecciones en las gasolineras puestas "en el punto de mira", puesto que las estaciones de servicio ubicadas en centros comerciales venden carburante bajo su marca y a un precio más barato como reclamo para atraer clientes, lo que supone una competencia desleal.

  Ello puede acarrear, según Martínez, una menor calidad del combustible para minimizar costes, que pueden ocasionar problemas en el funcionamiento del vehículo, ha afirmado a Efe.

Fuente:
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/12/andalucia_malaga/1326367653.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario