Amazon

martes, 7 de febrero de 2012

Carrefour abusa (también) de sus franquiciados.

  Por si no fuera poco, ahora además de abusar de los clientes, de los agricultores, de los ganaderos y de los proveedores en general, ahora nos enteramos que sus franquiciados, los dueños de los (Carrefour Expres) también sufren a Carrefour y su incompetente cúpula. Entre otros abusos, Carrefour les obliga a vender a perdidas y vender a perdidas en España es ilegal. Tratándose de Carrefour, las autoridades de Consumo miran siempre para otro lado.  No me entra en la cabeza como esta empresa pretende sacar la cabeza de hoyo en que se encuentra sin cambiar sus formas, su prepotencia y su mal hacer, esta llevando a esta empresa a la ruina y por ende a sus trabajadores al paro. Pero según ellos "la culpa es de la crisis".

Vamos con la noticia:

  Carrefour, demandado por sus franquiciados por vender a pérdida.

Entrada de un Carrefour Express.

  Carrefour en España pasa por horas bajas. Además de la caída de ventas y la pérdida de cuota de mercado, el grupo de distribución tiene que hacer frente al estallido de una gran revuelta en parte de sus supermercados en régimen de franquicia. Más de una docena de establecimientos Carrefour Express presentó el pasado diciembre una demanda de conciliación contra el líder español de los hipermercados por incumplimiento de varías cláusulas de contrato.

  Los franquiciados acusan a Carrefour de obligarles a vender algunos productos a pérdida, es decir por debajo del precio de coste que asume el supermercado, según se recoge en la demanda.
"En el año y medio que llevo como franquiciado de Carrefour he tenido que vender a pérdida más de 600 referencias de productos que se ponen en oferta a precios muy bajos para atraer a los clientes", afirma uno de los dueños de supermercados que ha decidido demandar a la multinacional francesa, ya que la venta a pérdida está prohibida por la legislación española.

  "No vendemos a pérdida y mucho menos obligamos a hacerlo", asegura, sin embargo, un portavoz de la compañía de distribución, tras reconocer la existencia de problemas con algunos de sus franquiciados. "Siempre hay roces entre los distintos miembros de una compañía".

  Posibilidad de acuerdo

  Sin embargo, ésta no es la primera vez que se acusa a Carrefour de vender por debajo de coste. Varias organizaciones agrarias han denunciado públicamente, en reiteradas ocasiones, al grupo de distribución francés por vender a pérdida aceite, leche o naranjas en sus establecimientos españoles.
Aunque lo cierto es que las mismas acusaciones y denuncias se han lanzado contra otros grandes grupos de distribución como Dia, Alcampo y Eroski. La demanda es de conciliación, fórmula que permite la ley judicial por la que, antes de recurrir al juez, se da ambas partes la oportunidad de llegar a un acuerdo sin tener que pasar por un juicio.

  El acto de conciliación se celebra hoy en Madrid. Allí, los franquiciados exigirán a Carrefour por escrito el cumplimiento de una serie de condiciones y el resarcimiento por los daños causados hasta ahora.
"Si en el acto de conciliación no hay acuerdo y la compañía no se compromete a modificar su conducta el siguiente paso será sentar a Carrefour delante del juez", asegura un franquiciado afectado.

  Otras quejas

  Pero la obligación de vender a pérdida no es la única denuncia de los supermercados dispuestos a llevar a la multinacional francesa al juez. Esgrimen, además, que en los establecimientos franquiciados los clientes no pueden utilizar la tarjeta del Club Carrefour, la cual da derecho a una serie de descuentos, "lo que nos obliga a jugar de desigualdad de condiciones frente al resto de establecimientos del grupo", señala el dueño de un establecimiento catalán, quien a su vez afirma que tiene acumuladas cientos de quejas de clientes porque se sienten defraudados al no poder utilizar las tarjetas.

Los franquiciados denuncian, además, el hábito de Carrefour de pasar los cobros al banco sin emitir, previamente, las correspondientes facturas. "Te llegan las facturas con un mes o 50 días de retraso", según especifica el dueño de otro supermercado en Madrid.
  Carrefour apostó en 2009 por impulsar su crecimiento en el área de supermercados a través del régimen de franquicias. Actualmente tiene un total de 45 establecimientos bajo este modelo de negocio. Todos son Carrefour Express, la denominación que la compañía utiliza para las tiendas de proximidad, que oscilan entre 50 y 400 metros cuadrados en entornos urbanos.

  El objetivo del grupo de distribución es seguir creciendo en el área de supermercado, vía franquicias, una forma más económica de expandirse en estos momentos de crisis pero más difícil de gestionar su eficiencia.
La multinacional francesa está sufriendo con fuerza la crisis de consumo. La compañía anunció hace sólo unos días un descenso de 1,7% de su facturación en el mercado español, hasta los 9.426 millones de euros. Pero en el cuatro trimestre la caída se acentuó hasta el 4,5%. Porcentaje de caída que se agrava hasta el 7,7% si se considera sin las ventas de carburante que realiza la compañía.

  Por sectores, los hipermercados de Carrefour en España facturaron 8.497 millones de euros en el conjunto del año (un 2,9% menos). Sin embargo, el negocio de supermercados, entre los que se incluyen los franquiciados, alcanzó los 801 millones de euros en 2011, un 5,8% más.

Gracias a @garbancita. Síguenos en @hdcarrefour.

1 comentario:

  1. Tontería tras tontería. Con carrefour es posible.

    ResponderEliminar