PROACTIVA OPEN ARMS

jueves, 2 de febrero de 2012

CEO de Carrefour usaría guerra de precios para aumentar ventas.

  La empresa tiene los segundos márgenes de ganancias y retornos sobre capital más bajos entre 50 competidores globales en venta minorista de alimentos.  
 
 
 
  Francia.- A Georges Plassat, el cuarto máximo responsable ejecutivo de Carrefour SA en 8 años, le gustan los desafíos.

  Carrefour tiene los segundos márgenes de ganancias y retornos sobre capital más bajos entre 50 competidores globales en venta minorista de alimentos y sólo está por encima de Hakon Invest AB de Suecia. Las acciones de Carrefour han caído 57% desde 2008, cuando el presidente de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA, Bernard Arnault, y Colony Capital LLC invirtieron unos 4,000 millones de euros (mde) en la compañía.

  “Es evidente que le ha tocado la tarea más formidable del año en lo que respecta al sector minorista, considerando la magnitud de Carrefour y la gravedad de la situación”, dijo Natalie Berg, directora de análisis global de la firma Planet Retail en Londres. “Necesitan una rápida recuperación, ya que se trata de una compañía minorista que se hunde”.

  La empresa, que tiene sede en Boulogne-Billancourt, Francia, tiene la recomendación más baja entre los analistas de minoristas de alimentos. Su puntaje de 2,13 en una escala de 1 a 5 es la más baja que tiene la compañía desde por lo menos 1999, mientras que Wal-Mart Stores Inc. tiene 3,94.

  Plassat, que tiene 62 años, procede de Vivarte SA de París, donde se ganó el apodo de “El limpiador” por convertir lo que era una fábrica de zapatos no rentable en 2000 en una compañía de ropa y accesorios con ventas de más de 3,000 millones de euros para 2010. Tiene fama de “liquidador de costos” y es un buen negociador, según Bernard Delattre, presidente de Altimeo Asset Management, que tiene acciones de Carrefour.
 
Fuente:
http://www.elfinanciero.com.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=2921&Itemid=26

1 comentario:

  1. Pues qué quieres que te diga, yo no quisiera que Carreflún se hundiese. Me resulta práctico hacer la compra ahí, y muchísimas familias se ganan (y de qué manera) el pan.

    Ojalá que remonte pero saneando mandos (esos sí que son un cancer) y haciendo una gestión comercial limpia. Y sobre todo potenciando la atención al cliente.

    ResponderEliminar