Amazon

viernes, 9 de marzo de 2012

Carrefour sufre una "ligera erosión" de su negocio en España.


Carrefour tuvo un beneficio de 371 millones de euros en 2011, una caída del 14,3 % respecto a 2010 y por debajo de las ganancias que ha registrado la española Mercadona en el mismo periodo. La multinacional francesa de la distribución atribuyó esencialmente al impacto de la crisis en Europa y al deterioro de sus posiciones comerciales en algunos de sus principales mercados europeos, sobre todo en Grecia e Italia, precisó la empresa en un comunicado. En España, por su parte, registró "una ligera erosión", aunque Carrefour defiende que se resistió "bien".

Según los datos que adelantó en enero, sus ventas en España descendieron un 1,7% en el conjunto del ejercicio, hasta 9.426 millones de euros, incluyendo el IVA. En realidad, el deterioro de su negocio tradicional fue mucho mayor, pero las nuevas aperturas y el ascenso de los precios de los combustibles maquillaron un retroceso que, sin esos dos efectos, habría sido del 5,2%. Con este, el mercado español, que es el segundo por volumen de facturación de Carrefour, cierra su tercer año a la baja. Además, su resultado en España también se vio condicionado por la provisión excepcional de 268 millones que realizó por motivos fiscales. Esta cantidad supone la mitad de lo que reclama el Tesoro a raíz de la reestructuración de la filial española en 2004.

En cuanto a las cuentas de todo el grupo, el resultado operativo en 2011 se vio especialmente lastrado por los 2.162 millones en depreciaciones que destinó a afrontar la peor evolución de su filial italiana y de sus supermercados en Grecia. Pese a ello, el resultado bruto de explotación disminuyó un 11,3 % hasta 3.883 millones de euros, mientras la facturación progresó un 0,9%, gracias sobre todo a su expansión en los mercados emergentes, muy particularmente en Latinoamérica.

En su mercado doméstico de Francia las ventas subieron muy ligeramente por el combustible (un 0,8% más, a 35.179 millones de euros), pero el resultado operativo corriente bajó del 32,4%, hasta 862 millones, por la presión de la competencia y del precio de las materias primas. En el resto de Europa, el volumen de negocios retrocedió un 4,3%, a 23.699 millones de euros, y el resultado operativo corriente un 28,1%, hasta 508 millones.

En esta zona, la compañía precisó que los resultados variaron de uno a otro país, y que Grecia y, en menor medida Italia, motivaron el deterioro de la rentabilidad, mientras, además de en Francia, los resultados también mejoraron en Bélgica.

Latinoamérica fue la otra cara de la moneda, con un incremento del 8,4 % de los ingresos, hasta situarse en 15.082 millones, y del 27,5 % para el resultado operativo corriente, hasta 554 millones. Todo ello por la recuperación de la rentabilidad de los hipermercados en Brasil, y la resistencia en Argentina y Colombia.
En Asia aumentó su facturación en un 5,6 %, hasta 7.312 millones de euros, pero el resultado operativo corriente bajó un 9,7 % a 258 millones, debido a una ralentización de las ventas en China a finales de año.
La deuda de Carrefour se redujo un 13,6 % durante el pasado año, para quedar en 6.911 millones de euros al terminar 2011. El consejo de administración propondrá a la asamblea general del próximo 18 de junio el reparto de un dividendo de 0,52 euros por acción a cuenta de 2011, frente a los 1,08 euros que se pagó el precedente.

Para este ejercicio, las prioridades de la dirección son ajustar en Francia la nueva organización de sus supermercados, "reconstruir" la ecuación comercial y acelerar el desarrollo de los establecimientos Drive y el comercio electrónico.

En los países del sur de Europa intentará mejorar su competitividad con menos promociones pero más selectivas, continuando con los ahorros de costos y ampliando la oferta de productos de marca propia.
Las inversiones, que serán en 2012 de entre 1.600 y 1.700 millones de euros (ascendieron a 2.300 millones en 2011), se centrarán en los mercados emergentes, y en particular en China, Brasil e Indonesia, al tiempo que se reducirán en Europa.

Carrefour modificará su política de distribución de beneficios, que pasará a ser de alrededor del 45 % del resultado neto ajustado excluido de los elementos excepcionales.

Fuente original:  http://economia.elpais.com/economia/2012/03/08/actualidad/1331199341_115330.html

5 comentarios:

  1. Yo cuando me doy una ostia en público también digo lo de "no me ha dolido" mientras lloro por dentro.

    ResponderEliminar
  2. A lo mejor las cifras hubiesen sido mejores si no les hubieran clavado esos multazos por falsedad en los precios que les metieron en China.

    Deberían dar las gracias porque si existiese la justicia en España les habrían caído tambien dobladas.

    ResponderEliminar
  3. Ay, ¿eso de "menos promociones pero más selectivas" será como el MediaMarkt, que ponen un artículo a supermegaprecio a bombo y platillo pero solo hay 3 unidades para toda España?

    ResponderEliminar
  4. Un 1,7% de caída, realmente es una ligero retorceso, si tuvieses una empresa y te dicen que el año que viene vas a facturar un 1,7% tal y como estamos, pues bienvenido sea y que no sea más

    ResponderEliminar