PROACTIVA OPEN ARMS

sábado, 9 de mayo de 2015

Un gran servicio a domicilio.

 Al final de la entrada pordeis ver el enlace al post original en Facebook.

Apreciados Sres. de Carrefour,
Imagino que borrarán este post de su web, porque no les interesa la mala publicidad que les voy a hacer, pero aún así me gustaría poner en conocimiento público mi pésima experiencia con Vds., en particular con su servicio Carrefour online de alimentación.
La semana pasada hice un pedido a través de su página web y, según su calendario de disponibilidad, elegí para la entrega el miércoles, día 5 de mayo, en la franja de 20h-22h (se ve que antes era totalmente imposible, y eso que el pedido lo hice con casi una semana de antelación).
Pues bien, el martes día 5, a las 21:00h llamé a su servicio de atención al cliente para preguntar si iban a tardar mucho en venir y, después de ponerse (supuestamente) en contacto con el transportista, me dijeron que no me preocupara, que estaba a punto de llegar. No llegó. Esperé hasta las 22:30h de la noche y nadie apareció. Por supuesto, no tuvieron “el detalle” o la deferencia de llamarme para avisarme de que no esperara más y que ya no vendrían. Envié entonces un email de reclamación que tampoco respondieron.
El miércoles día 6 (ayer) me desperté con un mail suyo que yo (inocente de mí!! esperaba fuera de disculpas tras mi reclamación, pero que resultó ser una encuesta de “satisfacción”. Como el tema ya me tocó un poco bastante la moral, y a la vista de que Vds. no se decidían a llamarme para darme ninguna explicación ni para concertar una nueva fecha de entrega, les llamé de nuevo por teléfono.
Me atendió una señorita que, sin dedicarme ni un minuto de su tiempo, me dijo que era una incidencia (ni una disculpa, ni una explicación de qué había pasado, nada) y que recibiría mi pedido de alimentación ese mismo día en la misma franja horaria. Es decir, de 20h a 22h.
Así que ayer de nuevo estuve esperando y, a las 21:30h, como ya me olía el tema a chamusquina, llamé por teléfono de nuevo a su servicio de atención al cliente. Esta vez me atendió un chico muy educado que, después de tenerme 20 minutos en espera mientras hacía “averiguaciones”, me informó de que mi pedido tampoco lo iba a recibir ese día porque “se les había olvidado” meterlo en el camión de reparto. Como me vio ya bastante cabreada, me dijo que no me preocupara, que hoy jueves día 7 de mayo lo recibiría a la hora que yo eligiera. Esta vez decidí cambiar la franja horaria, para ver si, por aquello de cambiar, había más suerte. Así que le pedí que me lo trajeran por favor de 14h a 16h y, a ser posible antes de las 15h. Me aseguraron que, por supuesto, así sería.
Llegado el día "D", a la hora "H" (ósea, hoy) he esperado de nuevo la entrega del tan ansiado pedido. A las 14:30h, empiezo a intuir que quizá hoy tampoco va a ser el día….No sé, será intuición femenina….. Total, que les llamo de nuevo por teléfono para que por favor me digan si tardarán mucho.
De nuevo me han tenido en espera, con su musiquita estridente, y finalmente me ha atendido otra señorita (muy educada también, eso sí). Esta me dice que espere un poco más, que va a hacer “averiguaciones” (otra vez, a vueltas con las “averiguaciones”…..). Cuando finalmente vuelve a contactar conmigo, me dice, que aún no sabe nada, que apunta mi teléfono y que me llama en seguida para decirme qué pasa.
Transcurren 45 minutos y no me llama ni Dios. Así que decido llamar yo otra vez. Después de varios intentos en los que nadie me coge el teléfono, me atiende otra señorita distinta, que me dice que espere (otra vez) que va a hacer unas “gestiones” (esta vez no va a hacer “averiguaciones”, sino “gestiones”…..). Cuando finalmente me atiende son ya las 16h de la tarde y me dice que mi pedido lo están metiendo justo en ese mismo momento en el camión de reparto (que casualidad, oye), pero que lamentablemente no me puede asegurar cuándo llegará.
En este punto ya, le digo a la amable señorita que no se moleste más, que no haga más “gestiones” ni “averiguaciones”, que anule mi pedido, que ya no lo quiero, y que me reintegren de inmediato en mi tarjeta el precio del pedido (que no era moco de pavo, por cierto).
Todo lo anterior podría resultar divertido, pero no lo es. Se da la circunstancia de que estoy con una pierna rota, escayolada, y estos días no puedo ir a comprar por mí misma, así que sinceramente, me han causado bastante trastorno. Ya sé que a Vds. esto les da igual, pero yo se lo cuento y, de paso, me desahogo.
La finalidad de post es, no solo desahogarme, sino hacerme eco de lo que me parece un pésimo servicio y una falta de profesionalidad que roza lo surrealista. Yo me dedico a prestar servicios también (en otro sector que no tiene nada que ver con el suyo, pero servicios al fin y al cabo) y hace muchos años que aprendí lo esencial que resulta tratar bien a los clientes y prestar un servicio de calidad. Sobre todo con la competencia que existe hoy en día. Me sorprende que una gran empresa como la suya pase por alto esa regla básica de servicio al cliente.
En fin, allá Vds. con su empresa y con negocio…..
Sin otro particular,
Maite Andreva

 https://www.facebook.com/carrefoures/posts/831863580236368

Podéis seguirnos y contactar en RRSS 
Síguenos en facebook Síguenos en Google+ siguenos en Twitter sígueme en Instagram sígueme por Correo

3 comentarios:

  1. Joolines que mal. Me alegro que Mayte se haya tomado el tiempo de escribir su experiencia, ya que esto nos ayuda a saber la realidad del servicio al cliente del carrefour.

    ResponderEliminar
  2. Joolines que mal. Me alegro que Mayte se haya tomado el tiempo de escribir su experiencia, ya que esto nos ayuda a saber la realidad del servicio al cliente del carrefour.

    ResponderEliminar